Ir al contenido principal

Oaxaca

Oaxaca es uno de los 32 estados que conforman la República Mexicana. Se ubica en el sur del país, limitando con los estados de Puebla, Veracruz, Chiapas, Guerrero y el Océano Pacífico

Oaxaca es uno de los 32 estados que conforman la República Mexicana. Se ubica en el sur del país, limitando con los estados de Puebla, Veracruz, Chiapas, Guerrero y el Océano Pacífico. Su capital es la ciudad de Oaxaca de Juárez, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Oaxaca tiene una superficie de 93,757 km2 y una población de 3,967,889 habitantes, según el censo de 2020. Es el quinto estado más extenso y el décimo más poblado de México.
Oaxaca se caracteriza por su gran diversidad geográfica, climática, biológica y cultural. Su territorio abarca desde la costa, con playas y bahías, hasta la sierra, con montañas y valles. Su clima varía desde el cálido y húmedo hasta el templado y seco. Su flora y fauna son de las más ricas y variadas del país, con especies endémicas y en peligro de extinción. Su cultura es una de las más ricas y complejas de México, con una gran presencia de pueblos indígenas, lenguas, tradiciones, artesanías, gastronomía y expresiones artísticas.

Historia de Oaxaca

Oaxaca tiene una historia milenaria que se remonta a las primeras civilizaciones mesoamericanas. En su territorio se desarrollaron culturas como la zapoteca, la mixteca, la mazateca, la chinanteca, la chatina, la zoque, la cuicateca y la mixe, entre otras. Estas culturas dejaron testimonios de su grandeza en ciudades como Monte Albán, Mitla, Yagul, Zaachila y Lambityeco, donde se pueden apreciar sus edificios, esculturas, pinturas, códices y joyas.
Los albores primordiales de las civilizaciones y comunidades originarias que habitan Oaxaca se remontan casi a 10,000 años antes de Cristo, colectividades tan vetustas y hondas, más aún que el milenario árbol del tule. De acuerdo con los indicios hallados, se sabe que los primeros habitantes de estas regiones llegaron en épocas ancestrales a los valles centrales.
Domesticaron el maíz 5,000 años antes de Cristo y mil años después la legumbre. Se considera que hace 4,000 años antes de Cristo varias de las lenguas que aún se hablan en Oaxaca se desprendieron del tronco lingüístico madre otomangue: zapoteco y chatino, mixteco, cuicateco, amuzgo y triqui, popoloca, mazateco, chocho, ixcateco y chinanteco. Los reinos se sucedieron uno tras otro, están ahí Monte Albán y Mitla para recordarnos sus grandezas.
Estas civilizaciones desarrollaron una compleja organización social, política y religiosa, basada en el culto a los ancestros, a la naturaleza y a los astros. Construyeron impresionantes centros ceremoniales, palacios, templos y tumbas, adornados con magníficas obras de arte, como pinturas murales, esculturas, cerámicas y joyas. Crearon sistemas de escritura, calendarios, matemáticas y astronomía, que reflejaban su profundo conocimiento del cosmos y del tiempo.
Los pueblos originarios de Oaxaca resistieron la invasión de los mexicas, que buscaban someterlos y explotar sus recursos. Mantuvieron su autonomía y su diversidad cultural, que se expresa en sus lenguas, sus tradiciones, sus fiestas, sus gastronomías, sus artesanías y sus formas de vida. A pesar de la conquista española, la colonización, la independencia, la revolución y la modernización, los pueblos indígenas de Oaxaca han conservado su identidad y su riqueza cultural, que los hace únicos y admirables.
La conquista española inició en 1521, cuando Hernán Cortés envió a Pedro de Alvarado a someter a los pueblos de Oaxaca. La resistencia indígena fue feroz, pero finalmente los españoles lograron establecer su dominio. Durante la colonia, Oaxaca fue una provincia importante, con una economía basada en la agricultura, la ganadería, la minería y el comercio. Se fundaron ciudades como Oaxaca, Huajuapan, Tehuantepec, Juchitán y Puerto Escondido, y se construyeron iglesias, conventos, palacios y casas señoriales.
La independencia de México se inició en 1810, y Oaxaca fue uno de los primeros estados en sumarse al movimiento. Destacaron figuras como José María Morelos, Vicente Guerrero, Valentín Gómez Farías y Miguel Hidalgo. En 1824, Oaxaca se constituyó como estado libre y soberano, con una división política de ocho distritos. Durante el siglo XIX, Oaxaca participó en las guerras contra Estados Unidos, Francia y el imperio de Maximiliano, así como en las luchas internas entre liberales y conservadores. Sobresalieron personajes como Benito Juárez, Porfirio Díaz, Ignacio Zaragoza y Matías Romero.
La revolución mexicana de 1910 tuvo una fuerte repercusión en Oaxaca, donde se enfrentaron las fuerzas de Emiliano Zapata, Francisco Villa, Venustiano Carranza y Álvaro Obregón. Se produjeron cambios sociales, políticos y económicos, como la reforma agraria, la educación laica y la nacionalización del petróleo. En el siglo XX, Oaxaca se consolidó como un estado moderno, con un desarrollo urbano, industrial, turístico y cultural. Sin embargo, también enfrentó problemas como la pobreza, la marginación, la violencia y el conflicto social.

Cultura de Oaxaca

Oaxaca es un estado con una riqueza cultural impresionante, que se manifiesta en sus múltiples expresiones artísticas, religiosas, festivas, literarias y musicales. Su cultura es el resultado de la fusión de las tradiciones indígenas, españolas, africanas y mestizas, que han convivido a lo largo de los siglos. Algunos de los aspectos más destacados de la cultura oaxaqueña son:
  • Las lenguas. Oaxaca es el estado con mayor diversidad lingüística de México, con 16 familias, 18 agrupaciones y 54 variantes de lenguas indígenas, además del español. Algunas de las lenguas más habladas son el zapoteco, el mixteco, el mazateco, el chinanteco, el mixe, el chatino y el triqui.
  • Las artesanías. Oaxaca es famoso por sus artesanías, que reflejan la creatividad, el talento y la identidad de sus pueblos. Entre las artesanías más conocidas están los alebrijes, figuras de madera pintadas con colores vivos y formas fantásticas; los textiles, elaborados con telares de cintura y de pedal, con diseños geométricos, florales y zoomorfos; la alfarería, hecha con barro negro, rojo, verde o amarillo, con formas utilitarias y decorativas; y la orfebrería, realizada con oro, plata y filigrana, con motivos prehispánicos y coloniales.
  • Las fiestas. Oaxaca es un estado con una gran tradición festiva, que combina elementos religiosos y profanos, y que se celebra con música, danza, comida y bebida. Entre las fiestas más importantes están la Guelaguetza, que se realiza en julio y que es una muestra de la diversidad étnica y cultural de Oaxaca; el Día de Muertos, que se celebra en noviembre y que es una forma de honrar a los difuntos con altares, ofrendas, calaveras y pan de muerto; y la Noche de Rábanos, que se festeja el 23 de diciembre y que consiste en una exposición de figuras talladas en rábanos, flor inmortal y totomoxtle.
  • La literatura. Oaxaca ha sido cuna de grandes escritores, que han plasmado en sus obras la realidad, la historia, la imaginación y la sensibilidad de su tierra. Entre los escritores más destacados están José Vasconcelos, Andrés Henestrosa, Alfonso Caso, José López Alavés, Carlos Pellicer, Efraín Huerta, Elena Poniatowska, Francisco Toledo, Natalia Toledo, Jorge Reyes y Guillermo Olguín.
  • La música. Oaxaca es un estado con una gran tradición musical, que abarca desde la música indígena, con instrumentos como la flauta, el tambor, el caracol y el teponaztle, hasta la música popular, con géneros como el son, la chilena, la jarana y el corrido. Entre los músicos más reconocidos están Macedonio Alcalá, autor del vals Dios nunca muere; Álvaro Carrillo, autor de canciones como Sabor a mí, El andariego y La mentira; Lila Downs, cantante de música folclórica y contemporánea; y Susana Harp, cantante de música tradicional y regional.
Oaxaca es un estado con una riqueza cultural impresionante, que se manifiesta en sus múltiples expresiones artísticas, religiosas, festivas, literarias y musicales


Etnias de Oaxaca

Oaxaca es el estado con mayor diversidad étnica de México, con 16 pueblos indígenas reconocidos oficialmente, que representan el 32.2% de la población total, según el censo de 2020. Estos pueblos son:
  • Los zapotecos, que habitan principalmente en los valles centrales, la sierra norte y la región del istmo. Son el pueblo más numeroso, con 777,253 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del zapote". Se destacan por su arquitectura, su escritura, su astronomía y su matemática.
  • Los mixtecos, que habitan principalmente en la región de la mixteca, al noroeste del estado. Son el segundo pueblo más numeroso, con 510,801 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo de la nube". Se destacan por su orfebrería, su cerámica, sus códices y su música.
  • Los mazatecos, que habitan principalmente en la región de la cañada, al norte del estado. Son el tercer pueblo más numeroso, con 246,198 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del venado". Se destacan por su medicina tradicional, su uso de hongos alucinógenos, su poesía y su canto.
  • Los chinantecos, que habitan principalmente en la región de la chinantla, al noreste del estado. Son el cuarto pueblo más numeroso, con 201,201 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del antiguo milpa". Se destacan por su agricultura, su ecología, su lengua tonal y su vestimenta.
  • Los mixes, que habitan principalmente en la región de la sierra norte, al norte del estado. Son el quinto pueblo más numeroso, con 136,853 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo de las nubes". Se destacan por su organización comunitaria, su resistencia histórica, su artesanía y su gastronomía.
  • Los chatinos, que habitan principalmente en la región de la costa, al sur del estado. Son el sexto pueblo más numeroso, con 60,003 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del agua". Se destacan por su pesca, su cestería, su lengua tonal y su danza.
  • Los triquis, que habitan principalmente en la región de la mixteca, al noroeste del estado. Son el séptimo pueblo más numeroso, con 42,477 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del maíz". Se destacan por su tejido, su bordado, su música y su baloncesto.
  • Los huaves, que habitan principalmente en la región del istmo, al sureste del estado. Son el octavo pueblo más numeroso, con 35,724 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del mar". Se destacan por su pesca, su navegación, su mitología y su ritualidad.
  • Los cuicatecos, que habitan principalmente en la región de la cañada, al norte del estado. Son el noveno pueblo más numeroso, con 34,119 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del canto". Se destacan por su música, su danza, su alfarería y su gastronomía.
  • Los zoques, que habitan principalmente en la región del istmo, al sureste del estado. Son el décimo pueblo más numeroso, con 15,078 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del habla". Se destacan por su comercio, su ganadería, su lengua aislada y su religiosidad.
  • Los amuzgos, que habitan principalmente en la región de la costa, al sur del estado. Son el undécimo pueblo más numeroso, con 10,830 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del hilo". Se destacan por su tejido, su bordado, su cerámica y su medicina.
  • Los chocholtecos, que habitan principalmente en la región de la mixteca, al noroeste del estado. Son el duodécimo pueblo más numeroso, con 7,958 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del conejo". Se destacan por su agricultura, su caza, su lengua tonal y su fiesta.
  • Los ixcatecos, que habitan principalmente en la región de la cañada, al norte del estado. Son el decimotercer pueblo más numeroso, con 2,835 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del algodón". Se destacan por su cultivo, su hilado, su tejido y su danza.
  • Los popolocas, que habitan principalmente en la región de la mixteca, al noroeste del estado. Son el decimocuarto pueblo más numeroso, con 2,399 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del habla incomprensible". Se destacan por su agricultura, su artesanía, su lengua y su cosmovisión.
  • Los tacuates, que habitan principalmente en la región de la mixteca, al noroeste del estado. Son el decimoquinto pueblo más numeroso, con 1,629 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo del bastón". Se destacan por su ganadería, su comercio, su lengua y su vestimenta.
  • Los chontales, que habitan principalmente en la región de la costa, al sur del estado. Son el decimosexto pueblo más numeroso, con 1,378 hablantes de su lengua. Su nombre significa "el pueblo extranjero". Se destacan por su pesca, su alfarería, su lengua y su música.

Gastronomía de Oaxaca

El Estado de Oaxaca tiene una gastronomía exquisita, variada y reconocida a nivel nacional e internacional. Su gastronomía es el resultado de la combinación de los ingredientes, las técnicas y los sabores de las cocinas indígena, española, africana y árabe. Algunos de los platillos más típicos de Oaxaca son:
  • Los moles. Son salsas espesas y complejas, elaboradas con chiles, especias, frutos secos, semillas y otros ingredientes. Hay siete tipos de moles: negro, rojo, coloradito, amarillo, verde, chichilo y manchamanteles. Se sirven con carne de pollo, cerdo, res o guajolote, y se acompañan con arroz, tortillas y frijoles.
  • Los tamales. Son masas de maíz rellenas de carne, queso, mole, salsa, verduras u otros ingredientes, envueltas en hojas de plátano, maíz o totomoxtle, y cocidas al vapor. Hay tamales de distintos tipos, como los de mole, los de rajas, los de frijol, los de chepil, los de amarillo, los de verde, los de elote y los de yuca.
  • El quesillo. Que es un queso hilado y fundido, hecho a partir de la leche de vaca, esta variedad de queso se consume fresco por lo general.
  • Los chapulines. Son insectos comestibles, que se recolectan en los campos de maíz o de alfalfa, se tuestan en un comal y se sazonan con sal, limón y chile. Se consumen como botana, como relleno de tortillas, como ingrediente de salsas o como acompañamiento de otros platillos.
  • El chocolate. Es una bebida caliente, espumosa y aromática, elaborada con cacao, azúcar, canela y almendra. Se prepara con agua o con leche, y se mezcla con un molinillo. Se toma como desayuno, como merienda o como parte de las fiestas y ceremonias. También se usa para hacer pasteles, galletas y dulces.
  • El mezcal. Es una bebida alcohólica, destilada y transparente, elaborada con el jugo fermentado de distintas variedades de agave. Se produce en varias regiones de Oaxaca, y se toma solo, con sal de gusano, con naranja o con sangrita.
Sólo se describe alguno de las muchas variedades de platillos típicos del estado de Oaxaca, ya que con las diversas etnias y microregiones se amplía la la diversidad por que las comunidades tienden a usar ingredientes locales.

Zonas Arqueológicas de Oaxaca

Oaxaca es un estado con una riqueza arqueológica extraordinaria, que muestra la grandeza y la diversidad de las culturas que habitaron su territorio. Hay más de 4,000 sitios arqueológicos registrados, de los cuales algunos son accesibles al público y ofrecen una experiencia única de contacto con el pasado. Algunas de las zonas arqueológicas más importantes de Oaxaca son:

Monte Albán

Es el sitio arqueológico más emblemático de Oaxaca, y fue la capital de la cultura zapoteca durante más de mil años. Se localiza a 10 km de la ciudad de Oaxaca, sobre una montaña que domina el valle central. Su nombre significa "montaña blanca" en zapoteco, y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre sus principales edificios se encuentran la Gran Plaza, el Juego de Pelota, los Edificios de los Danzantes, la Tumba 7 y el Observatorio.
Oaxaca es un estado con una riqueza arqueológica extraordinaria, que muestra la grandeza y la diversidad de las culturas que habitaron su territorio


Mitla

Es el segundo sitio arqueológico más importante de Oaxaca, y fue el centro ceremonial de la cultura mixteca. Se localiza a 46 km de la ciudad de Oaxaca, en el valle de Tlacolula. Su nombre significa "lugar de los muertos" en náhuatl, y fue uno de los últimos bastiones de resistencia indígena ante la conquista española. Entre sus principales edificios se encuentran el Grupo de las Columnas, el Grupo del Arroyo, el Grupo de las Iglesias, el Grupo del Adobe y el Grupo del Sur.

Yagul

Es un sitio arqueológico que fue ocupado por las culturas zapoteca y mixteca, y que se distingue por su arquitectura monumental y su paisaje natural. Se localiza a 36 km de la ciudad de Oaxaca, en el valle de Tlacolula. Su nombre significa "árbol viejo" en zapoteco, y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre sus principales edificios se encuentran el Palacio de los Seis Patios, el Juego de Pelota, la Fortaleza, el Caballito Blanco y la Tumba 1.

Zaachila

Es un sitio arqueológico que fue la última capital de los zapotecos, y que conserva vestigios de su esplendor y su decadencia. Se localiza a 25 km de la ciudad de Oaxaca, en el valle de Zimatlán. Su nombre significa "semilla de calabaza" en zapoteco, y fue el escenario de la guerra entre los zapotecos y los mixtecos. Entre sus principales edificios se encuentran el Palacio, la Tumba 1, la Tumba 2 y el Mercado.

Lambityeco

Es un sitio arqueológico que fue un importante centro productor de sal y un aliado de Monte Albán. Se localiza a 33 km de la ciudad de Oaxaca, en el valle de Tlacolula. Su nombre significa "cerro de la flauta" en zapoteco, y fue abandonado por razones desconocidas. Entre sus principales edificios se encuentran el Conjunto de la Muralla, el Conjunto de la Tumba 1, el Conjunto de la Tumba 2 y el Conjunto del Templo.

Playas de Oaxaca

Oaxaca es un estado con una costa privilegiada, que ofrece playas de belleza incomparable, donde se puede disfrutar del sol, la arena, el mar y la naturaleza. Su litoral tiene una extensión de 568 km, y alberga una gran diversidad de ecosistemas, como arrecifes, lagunas, manglares y dunas. Algunas de las playas más hermosas de Oaxaca son:

Huatulco

Es un destino turístico que cuenta con nueve bahías y 36 playas, que ofrecen un paisaje espectacular y una variedad de actividades acuáticas. Se localiza a 237 km de la ciudad de Oaxaca, y tiene una infraestructura de hoteles, restaurantes, bares y servicios. Entre sus principales bahías se encuentran Santa Cruz, Chahué, Tangolunda, Conejos, Maguey, Órgano, Cacaluta, Chachacual y San Agustín.

Puerto Escondido

Es un destino turístico que combina la tradición pesquera con el ambiente bohemio y surfero. Se localiza a 256 km de la ciudad de Oaxaca, y tiene una atmósfera relajada y cosmopolita. Entre sus principales playas se encuentran Zicatela, famosa por sus olas gigantes y sus torneos de surf; Carrizalillo, ideal para nadar y practicar snorkel; Bacocho, perfecta para ver el atardecer y liberar tortugas; y Puerto Angelito y Manzanillo, donde se puede disfrutar de la gastronomía y el folclore.

Mazunte

Es un destino turístico que se caracteriza por su ambiente ecológico y alternativo. Se localiza a 264 km de la ciudad de Oaxaca, y tiene una comunidad comprometida con la conservación y el desarrollo sustentable. Entre sus principales atractivos se encuentran la playa de Mazunte, donde se puede nadar y relajarse; la playa de Mermejita, donde se puede admirar la puesta de sol y acampar; el Centro Mexicano de la Tortuga, donde se puede conocer y proteger a estas especies; y Punta Cometa, donde se puede contemplar la vista panorámica y sentir la energía del lugar.

Zipolite

Es un destino turístico que se distingue por su ambiente nudista y libertario. Se localiza a 270 km de la ciudad de Oaxaca, y tiene una vida nocturna animada y diversa. Entre sus principales atractivos se encuentran la playa de Zipolite, donde se puede tomar el sol y surfear; la playa del Amor, donde se puede disfrutar de la intimidad y el romanticismo; y la playa de Shambhala, donde se puede meditar y practicar yoga.

Chacahua

Es un destino turístico que se destaca por su belleza natural y su cultura afrodescendiente. Se localiza a 293 km de la ciudad de Oaxaca, y tiene una riqueza biológica y cultural. Entre sus principales atractivos se encuentran la playa de Chacahua, donde se puede surfear y pescar; la laguna de Chacahua, donde se puede navegar y observar aves; el Parque Nacional Lagunas de Chacahua, donde se puede explorar y admirar la flora y la fauna; y la comunidad de Chacahua, donde se puede convivir y aprender de sus tradiciones.

Oaxaca en la modernidad

Oaxaca es un estado que ha sabido adaptarse a los retos y las oportunidades de la modernidad, sin perder su esencia y su identidad. Su sociedad es dinámica, creativa y participativa, y busca el progreso y el bienestar de sus habitantes. Algunos de los aspectos más relevantes de Oaxaca en la modernidad son:
  • La educación. Oaxaca es un estado que ha avanzado en el acceso y la calidad de la educación, y que cuenta con una oferta educativa diversa y pertinente. Según el censo de 2020, el 93.6% de la población de 15 años y más sabe leer y escribir, y el 9.4% tiene estudios superiores. Entre las instituciones educativas más importantes de Oaxaca se encuentran la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, el Instituto Tecnológico de Oaxaca, la Universidad de la Sierra Juárez, la Universidad del Mar y la Universidad de la Sierra Sur.
  • La economía. Oaxaca es un estado que ha diversificado su economía, y que cuenta con sectores productivos competitivos y generadores de empleo, aunque también es de los estados cuyo crecimiento ha sido más lento respecto a las demás entidades de Los estados Unidos Mexicanos. Según el INEGI, el producto interno bruto de Oaxaca fue de 484,196 millones de pesos en 2019, y las actividades económicas que más aportaron fueron el comercio, los servicios, la industria, la agricultura y el turismo.
  • La política. Oaxaca es un estado que ha fortalecido su democracia, y que cuenta con una representación política plural y legítima. Según el INE, el padrón electoral de Oaxaca es de 3,064,830 ciudadanos, y los partidos políticos que más votos obtuvieron en las elecciones de 2018 fueron el Movimiento Regeneración Nacional, el Partido Acción Nacional, el Partido Revolucionario Institucional, el Partido de la Revolución Democrática y el Partido del Trabajo.
  • La cultura. Oaxaca es un estado que ha renovado su cultura, y que cuenta con una expresión artística vanguardista y reconocida. Según la Secretaría de Cultura, Oaxaca tiene 126 museos, 26 teatros, 18 centros culturales, 12 bibliotecas y 8 zonas arqueológicas abiertas al público. Entre los artistas oaxaqueños más destacados de la actualidad se encuentran Francisco Toledo, Rufino Tamayo, Rodolfo Morales, Demián Flores, Francisco Benjamín López Toledo, Sergio Hernández, Alejandro Santiago y Francisco Martínez.
  • La sociedad. Oaxaca es un estado que ha integrado su sociedad, y que cuenta con una participación social activa y diversa. Según el INEGI, Oaxaca tiene 1,255,978 hogares, de los cuales el 70.3% son nucleares, el 12.4% son ampliados, el 7.8% son compuestos y el 9.5% son unipersonales. Entre las organizaciones sociales más representativas de Oaxaca se encuentran la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, el Consejo de Pueblos Unidos en Defensa del Río Verde, el Comité de Defensa de los Derechos Indígenas, el Movimiento Agrario Indígena Zapatista y el Colectivo Oaxaca Libre.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Puerto Escondido, Oaxaca

I. DATOS GENERALES DEL PUERTO. Esta ciudad y puerto del estado de Oaxaca se localiza a unos 800 KM al sur de la ciudad de México y a 290 KM de la capital entre Huatulco y Acapulco perteneciente al municipio de San Pedro Mixtepec, Distrito 22 con una población de 20,178 personas, limitado por los farallones Escondido hacia el NW y Punta Escondido hacia el SE. No existe muelle alguno, por lo que las embarcaciones de recreo permanecen fondeados en la bahía de ése puerto y las embarcaciones de pesca se varan en la arena. Se localiza a una altura mediana de 60 metros sobre el nivel del mar, limitado por los farallones Escondido hacia el NW y Punta Escondida hacia el SE, asimismo es comunicada por otras ciudades a través de la carretera interestatal 200. La conurbación que rodea este importante centro turístico en un radio de 14 KM, tienden a unirse por el incremento de la población y las manchas urbanas y semiurbanas. Se encuentra ubicado en situación geográfica Lat. 15º 51´N,